La Tecnología PROBIOACT® en la supervivencia gastrointestinal de Megaflora 9

top-megaflora-NEWS

Actualmente, nadie cuestiona que la supervivencia de las bacterias durante el tránsito gastrointestinal es esencial para que puedan llevar a cabo su función en el lugar de acción. Las principales barreras que encuentran los probióticos a nivel digestivo incluyen: el pH, la composición y capacidad tamponadora de los jugos gástricos, la duración del tránsito y la presencia de comida. Sabiendo esto, se puede optimizar el momento y forma de tomar los probióticos para obtener la mayor tasa de supervivencia durante su tránsito gastrointestinal. Con este objetivo, se llevó a cabo un test in vitro, entre enero y junio del 2015, para evaluar el efecto de la toma de Megaflora 9 con leche o yogur, comparado cuando se toma con agua, sobre la supervivencia GI. Paralelamente, se seleccionaron dos cepas de Megaflora 9: Lactobacillus lactis W19 y Lactobacillus plantarum W21 para evaluar la eficacia de la tecnología PROBIOACT® en la supervivencia GI.

Los resultados no mostraron diferencias en las tasas de supervivencia entre los tres medios de dilución utilizados, lo cual se explica por la buena supervivencia que ya muestra Megaflora 9 cuando se disuelve en agua. Respecto a la supervivencia de las cepas seleccionadas, los resultados mostraron que la tecnología PROBIOACT® mejoró la supervivencia GI en el caso de L. plantarum W21.

Dado que se evaluó la supervivencia de las bacterias en diferentes etapas del tránsito, representado los distintos pasajes de las bacterias por el sistema digestivo, se evidenció que el lugar que más afecta a la supervivencia de las bacterias es a nivel del duodeno por la presencia de la bilis. Esta información es muy útil, ya que se utiliza durante el proceso de fermentación para mejorar la resistencia de las bacterias de Megaflora 9 a la bilis con lo que se consigue incrementar su tasa de supervivencia.

Estos resultados concuerdan con los que se han publicado en la literatura científica. Los estudios indican que la supervivencia de los probióticos depende del momento de la ingesta y de la capacidad protectora de la comida o la bebida. La supervivencia de las bacterias es mejor si se toma el preparado probiótico 30 minutos antes o al mismo tiempo que una comida o bebida que contenga algo de grasa. La supervivencia es peor si se toma después de las comidas o con agua con gas o zumo de manzana.

Recomendaciones

  • A partir de estos resultados se concluye que diluir Megaflora 9 en agua, leche y yogur son las mejores formas de consumirlo.
  • La tecnología PROBIOACT® mejora la supervivencia GI de forma específica de algunas cepas.
  • Se recomienda consumir los probióticos con el estómago vacío.