Reducción del aporte calórico de los azúcares.

El sobrepeso y la obesidad representan el principal problema de las sociedades industrializadas y es un serio motivo de preocupación tanto por la población en general como por las autoridades sanitarias, al ser un problema que puede derivar en patologías severas como la hipercolesterolemia, la hipertensión y la diabetes tipo II, entre otras enfermedades. El consumo excesivo de azúcares añadidos, supone un aporte de calorías “vacías” y es uno de los factores claves en el problema del control del peso. Cuantas más calorías se consumen más peso se gana, a menos que se incremente la actividad física, que no es fácil de llevar a cabo por gran parte de la población general cada vez más sedentaria.

Algunos estudios relacionan directamente el consumo de alimentos con alto contenido en azúcares con la ganancia de peso. El azúcar es una sustancia adictiva y cualquier persona que haya pasado por una dieta baja en calorías sabe la dificultad que supone reducir el consumo de productos dulces. Sin embargo, existe otra forma de controlar el peso y la presencia de azúcares a nivel sanguíneo y es utilizando la capacidad que tiene el cuerpo para absorber los azúcares.

PrenulinTM es un preparado que combina la L-arabinosa y el picolinato de cromo para controlar la transformación de los azúcares de los alimentos en grasa. La L-arabinosa es un azúcar sencillo que se encuentra normalmente en plantas como el maíz, la remolacha, las manzanas, etc. La L-arabinosa actúa sobre el enzima intestinal que rompe la sacarosa inhibiendo su acción. La sacarosa es un disacárido que se encuentra en los alimentos o se produce durante la digestión del almidón y del glucógeno. La sacarasa es el enzima que actúa sobre la sacarosa y libera fructosa y glucosa, que son los azúcares sencillos que son absorbidos por el intestino, ya que la sacarosa no puede ser asimilada si no se rompe. Por tanto, la L-arabinosa contenida en PrenulinTM al inhibir la sacarasa impide que los azúcares de la dieta se convierta en calorías almacenadas en forma de grasa. El efecto inmediato de esta acción es la reducción de la concentración de glucosa en sangre.

Además de L-arabinosa, PrenulinTM contiene cromo. El cromo ha demostrado ser necesario en la regulación de la insulina, y por tanto interviene en el control de los niveles sanguíneos de azúcar. La presencia del cromo y su efecto sobre la insulina asegura que la glucosa procedente de los azúcares de la dieta se incorpore a las células para ser utilizados como energía en lugar de acumularse como grasa.

PrenulinTM permite controlar el aporte de calorías procedente de los azúcares de la dieta, al combinar los beneficios de la L-arabinosa y el control de la insulina por el cromo. PrenulinTM ha demostrado su eficacia como controlador del azúcar de la dieta en un estudio clínico piloto, en el que se observó la reducción de la glucosa plasmática a los 28 días de tratamiento.

PrenulinTM está recomendado para personas sanas que desean reducir el aporte calórico de los azúcares de la dieta, personas que utilizan dietas hipocalóricas, así como personas con diabetes tipo II.